Cultura de Transparencia

Transparencia

 

La transparencia es una batalla por la democracia. La transparencia es un concepto más amplio que la lucha anticorrupción. El comité de Transparencia de la OECD2 - Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo- la definió como “el proceso por el cual la información de las condiciones existentes permite ser accesada para la toma de decisiones y acciones, de manera visible y entendible.”

 

La definición es considerada una de las mejores, desde que no restringe el uso de la misma al tema de Gobierno Público o Corporativo, sino que da un énfasis al usuario sobre la información, mediante el reconocimiento de que debe de ser visible y entendible.

 

Por su lado, el Asian Development Bank3 ADB- el equivalente al BID Banco Interamericano de Desarrollo- define transparencia como “la disponibilidad y claridad de información al público general acerca de reglas gubernamentales, regulaciones y decisiones.” El diccionario de la Real Academia de La Lengua define a transparencia como de cualidad transparente. Es decir, “claro, evidente, que se comprende sin duda ni ambigüedad”. La transparencia es www.transparency.org  www.oecd.org www.adb.orgentonces un concepto amplio que además del acceso a la información tiene características de claridad y no ambigüedad.

 

Transparencia y Gobierno Corporativo

 

Las globalización de los negocios y el movimiento corporativista, así como la época de paz de la postguerra fría ha generado nuevas demandas en materia de transparencia. Las asimetrías de información entre los Administradores de las grandes corporaciones y conglomerados financieros y/o económicos con los mercados financieros, accionistas, reguladores y usuarios han generado demandas concretas, reglas, leyes y organizaciones que velan y permiten el acceso a la información financiera de operaciones, resultados, planes, impacto ambiental y responsabilidad social.

 

Sin duda alguna, los grandes avances en materia de transparencia en el siglo pasado han cobrado fuerza y serán piezas clave en un mundo cada vez más complejo. De una necesidad de apertura Macro internacional hemos pasado a un mundo cada vez más corporativista, en donde la necesidad de información cambiará y las organizaciones que brindan, analizan y procesan la información deberán adaptarse a nuevos paradigmas económicos.

 

Tomado del ensayo “Hacia un Concepto de Transparencia: Orígenes e Importancia” por Paulo C. De León, MSc Enero 2008

 

LEY DE TRANSPARENCIA Y ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA

 

ARTÍCULO 3

 

DEFINICIONES. Para los efectos de la presente Ley, se entiende por: 1) Transparencia: El conjunto de disposiciones y medidas que garantizan la publicidad de la información relativa de los actos de las Instituciones Públicas y el acceso de los ciudadanos a dicha información;

 

2) Publicidad: El deber que tienen las Instituciones Públicas de dar a conocer a la población la información relativa a sus funciones, atribuciones, actividades y a la administración de sus recursos;

 

Denuncia es la acción y efecto de denunciar (avisar, noticiar, declarar la irregularidad o ilegalidad de algo, delatar). La denuncia puede realizarse ante las autoridades correspondientes (lo que implica la puesta en marcha de un mecanismo judicial) o de forma pública (sólo con valor testimonial).

 

cultura ciudadana refiere a las normas y los valores compartidos por los habitantes de una localidad. La cultura ciudadana engloba la protección y la promoción de estos derechos, que permiten la convivencia pacífica entre las personas y que resguardan el patrimonio común. El vínculo entre cada persona y el entorno, su conducta en los espacios públicos y su participación en la toma de decisiones respecto a los intereses comunitarios forman parte de la órbita de la cultura ciudadana.

 

Transparencia en el sector privado

 

Un documento publicado por las Naciones Unidas remarca la importancia de que la transparencia vaya más allá de las instituciones de gobierno y que sea un tema prioritario en las empresas privadas y la sociedad civil, en especial en las actividades que tienen un impacto financiero, social y medioambiental.

 

Un informe de Naciones Unidas publicado recientemente que lleva por título “Un nuevo partenariado global. Erradicar la pobreza y transformar las economías a través del desarrollo sostenible” (en inglés), remarca que la necesidad de transparencia se extiende al sector privado y las organizaciones de la sociedad civil. “Las empresas también desempeñan su papel: adoptar buenas prácticas y pagar impuestos justos en los países donde operan, así como ser transparentes sobre el impacto financiero, social y medioambiental de sus actividades”, apunta el texto de Naciones Unidas.

 

De hecho, en una de las metas incluidas, se habla de una mayor transparencia en el sector empresarial, “especialmente en sus relaciones con estados débiles”. El informe propone una Iniciativa de Transparencia en las Industrias Extractivas (aquellas dedicadas fundamentalmente a obtener petróleo), que sería un “estándar voluntario mundial que pide a las compañías mostrar lo que pagan y a los gobiernos enseñar lo que reciben”.

 

La ética empresarial es una rama dentro de la ética que se encarga especial y excluyentemente de las cuestiones de índole moral que surgen o se plantean a instancias del mundo de los negocios, de las empresas.

 

Son tantísimos y variados los temas que atañen a esta disciplina, entre los que destacan los siguientes: los principios morales inherentes a la actividad empresarial, los valores predominantes en el ambiente en general y luego en cada caso en particular, desarrollo de guías normativas que estén basadas en preceptos morales que ayuden a guiar y rijan tanto la actividad de la empresa como la de sus miembros, la promoción e inculcación de los valores adoptados, entre otros.

 

Cabe destacarse que el comportamiento que observan los directores o aquellos individuos que despliegan un rol de liderazgo o de mando, en las organizaciones, es de vital importancia ya que tendrá mucho que ver en la construcción de la ética empresarial. Porque cuando los directores de x empresa observan actitudes y comportamientos que son éticamente conformes contagiarán y motivarán a sus empleados para que actúen de esa misma forma. Poniéndolo en términos más sencillos, cuando desde arriba se practica con el ejemplo, los estratos más bajos absorben ese ideal y responden en esa misma dirección.

 

Entonces, cuando en cualquier empresa prima el respeto por los valores éticos es casi una condición sine queanom que nadie procederá en orden a corromperlos, mientras tanto, en aquellas organizaciones en las cuales los beneficios económicos son los únicos que mandan, ahí sí se tenderá a olvidarse del respeto de los principios morales. Ahora bien, cuando la cuestión económica es la que domina se suma una problemática adicional que es que el personal sufra una especie de contradicción entre el principio moral que sigue y la presión por conseguir los objetivos económicos que se mandan desde la dirección.

 

Principios Empresariales para Contrarrestar el Soborno de Transparencia Internacional y Social Accountability. (estos se pueden incluir como documentación)

 

El concepto de rendición de cuentas se puede exponer desde diversos enfoques, si se centra el estudio de manera específica en el ámbito de la gestión, se puede decir, que la gestión orientada a resultados, a través del desarrollo de indicadores para medir la eficacia, eficiencia y calidad, el fortalecimiento de los mecanismos de seguimiento y control del cumplimento de los objetivos, junto con el uso de la evaluación de las políticas públicas son los elementos clave, de esta nueva demanda (1). Si en la empresa, está clara la relación entre rendir cuentas y el accionariado como agente principal, en el sector público, el término rendición de cuentas debe estar vinculado al concepto de ciudadano, en particular y al de sociedad en general.

 

Y se deben agregar la ley de conducta ética del servidor público, ley de transparencia y acceso a la información pública, ley del tribunal superior de cuentas, ley del ministerio público, ley del CONADEH y las políticas diseñadas por la DTMRE.

 

Un proyecto de: